1. El que te tiene como una opción y te manda un mensaje una vez al año para que sepas que está ahí.

De pronto y de la nada aparece, te envía un mensaje de texto o recibes un aviso por redes sociales de él, diciendo algo así como “anoche, pensé en ti” o cuánto desea verte, o preguntando qué haces y cuando se pueden ver. Para ti será un momento emocionante y te llenarás de esperanza. Pero no importa qué digas o cómo lo digas, él siempre desaparecerá nuevamente, y te dejará desesperada, aun cuando haya sido él quien se acercó a ti. Borrarás su número de teléfono para evitar enviarle mensajes, pero seguirás viendo su perfil de vez en cuando. ¿Por qué nunca entenderás qué pasó?

2. El que tiene una personalidad contigo y otra con los demás

Tú relación será como un secreto que sólo ustedes dos sabrán, y cada vez que él esté con sus amigos o con los tuyos será como si se le hubiese apagado un interruptor. Se mostrará diferente, quizá más frío o más en lo suyo como si tú no existieras en ese momento. Pensarás. “no te hagas el cool de un momento para otro”. Y de pronto, lo único que quieres de él es que sea amable, para probar que no estás loca, y que la versión que tú conoces de él en privado realmente existe. Entonces el usará la palabra “pisado” en una conversación una o dos veces, y te darás cuenta que nunca ocurrirá. ¿Es preciso que te preguntes a quién conoces tú y a quién conocen los demás? A tus amigos les pondrá malas caras y estará pegado al celular o simplemente inventará excusas para no ir a reuniones con tus amigos.

3. El que siempre está ocupado trabajando o metido en un proyecto

Seguro lo conociste en el trabajo o en alguna cafetería tomando su tercera taza de café. Pensarás que es un tipo intelectual, súper comprometido con sus proyectos y enfocado en su futuro. Le preguntarás cosas y todas sus respuestas serán vagas, y objetará la estructura de la pregunta misma. Estará siempre ocupado para ti en alguno de sus proyectos o en su atareada vida laboral. Lo dejarás a los pocos meses, y un año después, lo verás en la misma cafetería, sólo que esta vez no parecerá intenso ni sencillo, sólo triste.

4. El que y
a está con alguien

Le creerás cuando te diga que no tiene nada con ella, que ya no siente nada.

Es posible que pienses que vas a lograr enamorarlo perdidamente de ti y que la dejará, que lograrás cambiarlo que lo que le hace a ella, no te lo hará a ti.  Le asegurarás a tus amigas que no eres la otra, aunque todas saben que lo eres, y de alguna manera, el único que saldrá de ésta situación sin hacerse enemigos será él. Y en cuatro años más, te avergonzarás de la persona que fuiste entonces. 

5. El que “no está listo”

 

Estos hombres son los eternos adolescentes. Siempre tendrán una excusa o forma de convencerte que todavía no es el tiempo de seguir con el siguiente paso.

Seguro que a ti te parecerá normal cuando no quiere presentarte con tus padres por mil excusas. Fingirás que no te molesta que no tengan planes a futuro o que no te incluya en su vida, en sus redes sociales y con su entorno. Luego lo más probable es que cuando encuentre la indicada en un corto plazo te enteres que a los seis meses de relación con alguien más ya la llama como su novia cada vez que hable de ella. Te repetirás a ti misma que él simplemente “no estaba listo” para sentar cabeza con nadie en ese momento, hasta que haya pasado suficiente tiempo como para que admitas que el sí quería esas cosas, simplemente no las quería contigo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here