La obra literaria ‘El Principito’ rompió la última barrera de la inclusión y creó una versión en braille para que los niños con discapacidad visual puedan leerlo.

Después de 70 años de su lanzamiento en 1943, el famoso libro “El Principito” creó su primera versión en braille el 9 de diciembre de 2014.

Publicado por el artista ciego Claude Garrandes, con el apoyo de la Fundación Juvenil Antoine de Saint-Exupéry. ¿Sabías que había esta versión en braille?

Muchas personas leen este cuento cuando son niños, y su existencia en la versión para personas con discapacidad visual es otro paso hacia la inclus

ión.

Según la Unión Mundial de Ciegos (UMC), que representa a unos 253 millones de personas con discapacidad visual de organizaciones en más de 190 países, de todas las obras literarias en el mundo, solo el 5% se transcribe al braille. Esto en los países desarrollados. En los países pobres, este porcentaje es del 1%.

Braille permite que las personas ciegas sepan leer y escribir y se vuelvan más independientes y autónomas. La lectura con los dedos permite leer paquetes de los productos más diversos, así como placas y botones del elevador, lo que también les proporciona más seguridad.

Compuesto por 63 signos, el braille está grabado en dos filas verticales, con 3 puntos cada una. Se lee con la punta de los dedos de izquierda a derecha.

Alrededor de 285 millones de personas sufren algún tipo de discapacidad visual en el mundo, al menos 39 millones son ciegas y 246 tienen baja visión, según ha publicado la Organización Mundial de la Salud.

Afortunadamente esta obra literaria quito una enorme brecha y se abrió paso para que más niños la conozcan.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here