Kristiana Kuqi, una influencer de Instagram que viaja sola por el mundo, comenzó a pedirle a extraños que la besen frente a lugares emblemáticos para poder lograr la ‘foto perfecta’.

Ella es de Kosovo, asistió a una universidad en Virginia (Estados Unidos), y estaba estudiando en el extranjero cuando se le ocurrió la idea antes de un viaje a París.

“Todos respondieron tan agradablemente y estaban más que felices de hacerlo”, dijo. “Nadie ha dicho que no”.

Kuqi contó que el momento en el que tiene que pedir el beso la pone muy nerviosa, suele ser el momento más estresante.

“Siempre me aseguré de ponerme un buen ChapStick, lápiz labial o brillo de antemano”, dijo. “Creo que eso los hizo notar mis labios y definitivamente quieren un beso. Nunca he tenido un besador malo, siempre fue natural y apasionado”.

Si bien Kuqi ha tenido algunos besos geniales (dijo que el mejor besador era el hombre argentino con el que cerró los labios en Roma), nunca tuvo una cita ni siguió conversando con los extraños después de su beso.

“Se trataba de espontaneidad, por lo que mantener el contacto no fue algo que hicimos”, dijo.

View this post on Instagram

When in Rome 🤷🏼‍♀️

A post shared by Kristiana Kuqi (@kristianakuqi) on

“Me desarrollé a partir de esos momentos, y realmente cambió lo que sentía por mí misma e incluso aumentó mi autoestima. Como mujer, pedirle a los hombres un beso sin intención de enamorarme o mantener el contacto es poderoso de alguna manera, y rompe el estereotipo de que las mujeres son románticas desesperadas que solo buscan amor. También queremos divertirnos momentáneamente “.

Las fotos rápidamente se volvieron virales, y muchos usuarios elogiaron a Kuqi por su confianza.

Kuqi dijo que planea seguir tomándose fotos besando a extraños mientras viaje y siga soltera. Si te la encuentras por algún lugar del mundo podrás formar parte de su historia de fotos, solo necesitas darle un beso.

“Iba con un buen amigo y decidí antes de nuestro vuelo que iba a pedirle a un extraño que me besara”, dijo. “La inspiración fue capturar el momento perfecto y realmente canalizar mi confianza interior”.

Kuqi y el extraño compartieron un beso apasionado frente a la Torre Eiffel en París, Francia. Desde entonces, no ha parado de besar extraños alrededor del mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here