La noticia comenzó a circular rápidamente en redes sociales: el pasado 1 de junio, un grupo de jóvenes alimentaron a un cocodrilo con una perrita doméstica (llamada ‘Parita’) y grabaron lo ocurrido por diversión.

En redes sociales, circula el video en el que se observa cómo arrojan a su mascota al río, justo cuando un enorme cocodrilo se acercaba. Tras varios intentos y pese a que la perrita intentó escapar, finalmente el reptil logra devorarla, si

tuación que quedó documentada.

Lo que más ha indignado de este hecho, es que mientras el animalito es devorado, se escuchan las risas de los jóvenes: «Alimentando un cocodrilo silvestre con un perro. Realmente no puedo entender que pasa por la cabeza de los graciosos del video… El riesgo de hacer este tipo de estupideces es grande”, comentó John Cleghorn, director de Panamá Reptiles y activista de la vida silvestre.

Además, Cleghorn comentó que ese tipo de actos podrían tener consecuencias: “En el caso de los cocodrilos aprenden muy rápido, por lo que ahora cuando vea una persona, se va a acercar por curiosidad y en busca de que le tiren alimento», dijo.

Por ahora, se lleva a cabo una investigación contra los responsables por un delito contra el ambiente y ordenamiento territorial en la modalidad de delitos contra los animales domésticos. Además, las protestas con imágenes a través de redes sociales no se han hecho esperar.

Sin duda, un hecho lamentable que está indignando a todos.

¿Qué opinas al respecto?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here