A sabiendas que no todas las personas salen a hacer sus compras por culpa del COVID-19 y que los vehículos motorizados no pueden acceder con facilidad a ciertos caminos rurales, un granjero en el Reino Unido optó por implementar un nuevo negocio: realizar entregas por delivery usando su llama.

Este animal de nombre Max se convirtió en la sensación en Gales al llegar al domicilio de sus clientes y entregar los productos solicitados por las personas, que prefieren mantenerse confinadas para evitar el coronavirus.

“Es una forma entretenida y graciosa de recibir los productos en estos complicados momentos”, indicó una anciana, quien había solicitado este servicio para abastecers

e.

Así como despertó la atención de todo su pueblo, el mundo entero también quedó asombrado cuando un video de este delivery cayó en las redes sociales y se convirtió en viral tanto Facebook como Twitter.

Es así que cadenas televisivas locales se interesaron en este creativo negocio por la cuarentena y entrevistaron al dueño de Max.

Durante una de las entrevistas, el granjero confesó que ha tenido que reinventarse por la pandemia, ya que antes este animal servía para realizar algunos paseos a los turistas y ahora es el encargado de los delivery en su zona.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here