El escenario es realmente increíble y al mismo tiempo devastador.

Raramente se ven osos polares fuera de los ambientes nevados del Ártico, pero estos osos no desperdician ni un segundo cuando se trata de divertirse en verano.<

/p>

En una rara serie de imágenes del fotógrafo canadiense Dennis Fast, estos gigantes blancos se ven disfrutando de un campo flores. Las fotos fueron tomadas en la Bahía Churchill Wild en Manitoba. Fast explica su fascinación por los osos polares.

‘’No, no es solo su color lo que los convierte en el objetivo favorito de mi cámara’’, dice Fast a My Modern Met. ‘’Tienen una marcha lenta y deambulante a la deriva mientras busca algo que se mueva. Parece que no les importa nada en el mundo, y que no hay nada de lo que tengan miedo. No es exactamente la arrogancia, sino una tranquila confianza que a menudo respetamos en los humanos y que se traduce bien en el oso polar’’.

Mira a continuación está adorable galería:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here