Esta medida fue impulsada por las autoridades luego que se relacionase el consumo de animales exóticos y salvajes en un mercado de Wuhan como el inicio de la pandemia de la COVID-19, pues se cree que el virus saltó a los humanos a través de estos animales. Cabe resaltar que en China, se matan alrededor de 10 millones de perros y 4 millones de gatos para su consumo en cada año.

“La FAO (Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura) no incluye a los perros entre el ganado en sus estadísticas. Con el paso del tiempo, las ideas de la gente sobre el civismo y los hábitos alimenticios han ido cambiando constantemente, y algunas costumbres tradicionales sobre los perros también cambiarán”, indica el comunicado del Ministerio de Agricultura.

El Ministerio agrega que “hoy en día, los perros tienen otros usos, reflejados en las funciones de animal de compañía, de ayuda policial en rescates y búsqueda o de acompañar y guiar a los invidentes, y tienen una relación más cercana con los seres humanos

Por otra parte, el listado hace énfasis en la crianza de cuatro especies especiales, las cuales no pueden ser usados en comida: el visón, el zorro ártico, el zorro plateado y el tanuki (conocido como perro mapache o mapache japonés).

Organizaciones animalistas aplauden esta iniciativa

Ante esto, la organización animalista Personas por el Tráfico Ético de los Animales (PETA) señaló esta medida como un “paso monumental en la dirección correcta”, aunque reclama que las cuatro especies especiales anteriormente citadas sean excluidas del catálogo.

Por otro lado, el colectivo Humane Society International considera que esta iniciativa daría “un giro de importancia crucial en los deseos de China de poner fin al comercio de perros y gatos, por el que millones de animales siguen sufriendo cada año”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here