Debido a la pandemia mundial por el coronavirus COVID-19, en varios países se ha implementado la cuarentena, con el fin de evitar su propagación. 

Este fue el caso de Indonesia, en la isla Sragen, quienes impusieron que si una persona llega hasta ahí desde una de las grandes ciudades, deberá permanecer aislado, sin embargo hubo personas que no respetaron la medida.

Por esta razón es que Kusdinar Untung Yuni Sukowati, idea de la división administrativa de Sragen, en la isla de Java, propuso encerrar a las personas en una casa embrujada, si ellos desobedecían a la orden, según consignó AFP.&nbs

p;

“La idea es que si hay una casa vacía o una casa embrujada en un pueblo, hay que aislar ahí a los infractores”, señaló la mujer.

Los responsables se dedicaron de buscar viviendas abandonadas consideradas embrujadas, ya que en el país mantienen creencias firmes sobre la existencia de seres sobrenaturales.

Y ahí aislaron a tres personas quienes llegaron a la isla y no respetaron el aislamiento, por lo que los forzaron a pasar el resto de su cuarentena, en el lugar de siniestra reputación. 

Uno de ellos aseguró no haber visto fantasma, agregando: “ya veremos qué ocurre después”. Y agregó que el castigo “es por el bien de todos, he aprendido la lección”, reconoció el hombre, proveniente de la isla de Sumatra.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here