Aunque viven en Tailandia, son originalmente de Birmania. Quienes llegaron al norte de Tailandia huyendo de la guerra de su país. Sin embargo ni el gobierno de Tailandia ni de Birmania las reconocen como ciudadanas de su país.

View this post on Instagram

Mujeres jirafa en Cham-mai Una de las cosas que más me ha impresionado de este viaje ha sido contactar con las niñas, jóvenes y mujeres jirafa. No os podéis imaginar el impacto visual que produce ver esta deformación antinatural del cuello. Esta etnia vive en poblados muy alejados pero, un grupo de famílias, estan residiendo en un enclave cerca de la importante ciudad de Cham-mai. Las mujeres se dedican a la venta de artesanias. Me compré un collar de una sola argolla hecho con el mismo material que el que llevan ellas. Aparte de lo incómodo que tiene que ser llevar esto, encima es de un metal dorado que pesa. En el Museo del opio habia una zona en la que mostraban fotografias de esta etnia. Ponia la piel de gallina ver una radiografia en la quedaba perfectamente a la vista la deformación ósea que sufren en la parte de las cervicales, de una manera progresiva, al largo de los años. Lo encontré tremendo. Solo de verlas a ellas ya me dolia el cuello. Hice un buen reportaje fotográfico para el blog que gestiono. Las niñas y las jóvenes son muy hermosas y se adornan con unos tocados en la cabeza preciosos y muy favorecedores. Llevo una blusa de la marca italiana Nol.lita, un chaleco de ante con flecos en tono camel de O'clock, Ibiza adquirido en @ibizatrendy igual que el bonito cinturón afgano. El collar es de la India y el bolso comprado en el maravilloso mercado de Cham-mai. Las pulseras, la plateada comprada en Nueva Delhi y la de piedrecitas de colores de Uno de 50.

A post shared by Carme Bonet (@carmebonettrilla) on

Esto sucedió en los años 80 y desde esa década viven juntas en una aldea cerca a la frontera con Laos y Birmania. De hecho, la visita a esta aldea es todo un boom turístico que se puede tomar desde la ciudad norteña de Tailandia llamada Chiang Mai.

El recorrido sale muy temprano desde Chiang Mai luego va hacia la tribu de las mujeres jirafa y hace un recorrido por la frontera de Laos y Myanmar (Birmania).

La visita de esta tribu es muy cuestionada entre los viajeros, hay quienes dicen que está mal pues contribuyen con la explotación de la mujer y más bien la hacen parte de un circo donde muestran sus largos cuellos producto del uso de argollas gruesas y pesadas que van usando desde muy niñas. (En realidad el cuello no se alarga, debido al peso de las argollas los hombros caen. Lo que causa el efecto de los cuellos largos)

¿Pero, es acaso una real explotación?

Nuestros enviados especiales a Tailandia pudieron constatar que en esta aldea quiénes trabajan son las mujeres. Los esposos son los que están tendidos en sus hamacas o camas mientras las mujeres están ataviadas de collares dorados mostrando sus largos cuellos mientras tejen algunos telares y venden souvenirs a los turistas que las visitan. No cobran por foto si es que le compras algo y si gustas puedes probarte uno de estos collares y tomarte una foto junto a ellas.

View this post on Instagram

Tailandia (2016)

A post shared by Betsy Moraga Berner (@betsymoragaberner) on

Explotación o no, lo cierto es que es una gran fuente de ingresos para ellos y sus familias.

Queda entonces la pregunta si es que ellas podrían tener posibilidades laborales en un país que no las reconoce como ciudadanos ya que al parecer su único sustento es la visita de turistas a su aldea.

El dato: El motivo por el que usan estos collares es porque creen en su cultura que las hace más bella. 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here