Hay una cosa que solo los viajeros sabemos y que solo lo llegamos a conocer cuando viajamos. Creo que todos los que viajamos somos soñadores, soñadores que buscan cumplir sus sueños. ¿Quiéres saber la verdad? Somos felices conociendo nuestro barrio, así como cuando conocemos lugares tan lejanos que solo veíamos en televisión.

¿Por qué viajar nos hace felices?

Porque no sabemos si regresaremos a ese lugar

Una de las cosas que he aprendido al viajar es vivir el tiempo intensamente, aún recuerdo cuando vi por primera vez los castillos franceses, simplemente me quedé maravillado por su arquitectura. Todo el momento era perfecto, el cielo azul, los campos verdes y ese momento en el que recuerdas tu niñez cuando imaginabas visitar tremendos monumentos.

Me despedí con tristeza pues uno no sabe si regresará, viví ese momento a plenitud, ese pequeño instante que me dió felicidad.

Porque nos hace ver cosas nuevas que no forman parte de la rutina

Hay una historia muy conocida sobre un hombre que odiaba ver la Torre Eiffel, vivía en París y cada vez que quería almorzar subía hasta la torre para hacerlo. La persona que lo atendía sabía que este hombre odiaba ver este ícono parisino así que un día le preguntó por qué iba a almorzar a la torre si la odiaba. El respondió que iba hasta la torre porque era el único lugar de París donde no la veía.

Todos los que no vivimos en París y que tuvimos la oportunidad de visitarla pasamos horas contemplándola, miles de fotos, videos, comimos frente a la torre, paseamos delante de ella, etc. Y es precisamente eso lo que nos da una visión diferente.

¿Te imaginas lo que debe pensar alguien que vive en París toda su vida? Quizá ni fotos de la torre tiene.

Porque nos pone a prueba

Viajar también es un reto, es una prueba constante sobre nuestra capacidad de entendimiento y paciencia. Es saber hacernos entender a pesar de no dominar el idioma del lugar, es buscar una dirección sin internet, es saber comprender a tu compañero de viaje o conocerte a ti mismo y vencer tus límites. ¿Cómo no sentirse feliz luego de superar estas pruebas?

Porque te das cuenta que todo es posible

Aún recuerdo mi primer encuentro con el Taj Mahal, ver esa joya un jueves en la tarde rodeado de miles de turistas, no pude evitar sonreir y dar una fuerte carcajada. Sin importarme que me vieran o se burlen de mí. La India fue realmente un sueño hecho realidad, sin ánimos de sonar a cliché, es inevitable pensar que todo puede llegar a ser posible. Estando tan lejos, con costumbres tan diferentes a las mías, sólo atiné a sonreir y pensar que no hay sueños imposibles.

Porque con cada viaje somos una mejor versión de nosotros mismos

Los viajes enseñan muchísimo, no sólo aprendes de geografía o de historia (porque siempre aprendes) también aprendes sobre ti, te llegas a conocer en situaciones de peligro y alegría, como también en momentos en los que tienes que decidir rápidamente.

 

 

 

 

 

1 COMENTARIO

  1. La verdad cuando te animas a viajar solo siempre surge el miedo y las personas que te dicen que es muy peligroso y bla bla bla, pero si no viajas no sentiras esa sentimiento de libertad, porque estamos acostumbrados a un ideal de la mayoria de personas que cuando hacemos un pequeno viaje comienza a cambiar nuestra perspectiva

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here