Estas prendas vienen marcando tendencia hace ya muchos años atrás y  al parecer no pasaran de moda por lo cómodas y prácticas que son sin embargo hay que tener en cuenta algunos consejos para evitar caer en los errores más comunes al usarlas.

Los leggins no son pantalones y este es un punto muy importante ya que si pensamos que reemplazará esta prenda, estamos equivocadas, no hay equivalencia alguna.

Solo si formará parte de un outfit deportivo podrás usar  leggins high waist  con tops. Nunca como un look casual.

Evita que sean leggins de material poco resistente o transparente que lucen como medias pantys y no leggins

Si va formar parte de un look casual deberás llevar suéteres, poleras o camisas  largas.

Al ser los leggins muy pegados permiten que se marque la ropa interior, por lo que debemos escoger una prenda adecuada sin costuras “seamless” como ropa interior.

Los colores que debemos evitar  son los tonos claros como el blanco o color piel  y los metalizados.

Debemos tomar en cuenta que esta prenda no combina con todo tipo de zapatos , como tacones muy altos o stilettos

No cabe duda que los leggins seguirán en el mercado por mucho tiempo por ser una opción versátil, solo hay que abrirnos a las correctas posibilidades de uso de esta prenda  y dejarnos seducir.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here